6/19/2010

Poetas y Gatos Bonsai.


Poetas y Gatos Bonsai.


El ser humano es increíble. Ya lo dice el anuncio. Pero esta aberración traspasa límites morales insospechados. No sé si habéis oído hablar de los Gatos Bonsai. Se trata del último grito en modern-art. Consiste en coger un felino, introducirlo en una botella de cristal transparente y coleccionarlo. Al gatito se le ha dado 30 minutos antes un relajante muscular, para que no sufra. El animal es colocado en un recipiente rígido poco después del nacimiento, permitiendo así que su crecimiento y formación ósea se adecue por completo a la forma del contenedor. El gatito en esencia se convierte en la forma de la vasija. Al estar el recipiente sellado, la piel se mantiene suave y la cola alcanza circunvoluciones hermosas a medida que van pasando los meses. A sólo unas semanas de edad, los huesos de un gatito son extremadamente suaves y elásticos. De hecho, si coges un gatito bebé y lo tiras al suelo, se recuperará rápidamente.

¿No piensas que esto pasa también con algunos poetas oficiales? Me da la sensación de que esta práctica es llevada a cabo, consciente o inconscientemente, por algunas instituciones. Pues bien, se coge a un poeta de corta edad. Se le da algún premio importante (aquí está la botella), y se le alimenta ofreciéndole recitales, charlas, y más premios. Eso si, no hay que dejarlo salir de la botella. De esta forma crece el poeta deformado, pero nunca le falta alimento, y puede hacer sus necesidades a través de un tubito que le es enchufado en el esfínter. Todo son ventajas. Prácticamente no se tiene que preocupar de sus necesidades vitales, y puede ser exhibido para su contemplación y aplaudido como si de una obra de arte se tratase. La poesía aquí sería secundaria. En cuanto a las botellas, las hay de color verde (verde botella, claro), azules y blancas. El tapon puede ser de corcho (muy tipico y economico) o de rosca metalica de chapa. Estos últimos son los mejores, ya que impiden que el poeta pueda escapar de un culazo o una coz.

Pero volvamos al gato bonsai.

Una vez que el gato está completamente desarrollado, se saca del recipiente, bien rompiéndolo, o bien sacándolo por donde se metió. La producción de la adorable mascota tiene ahora la forma que siempre ha soñado. Prácticamente no hay límite en el la forma final de su mascota.

Consideraciones prácticas
Hay tres requisitos principales que deben tenerse en cuenta al hacer un gatito (o poeta) de Bonsai:

1. Aire. Esto debería no tener que explicarse, pero te sorprenderías cómo muchos aficionados olvidan este detalle. Hay que sellar el recipiente, ya que una corriente fría podría acabar con la vida del animal. Cuando el recinto está bien sellado, deberás perforarlo con pequeños respiraderos antes de la inserción del gatito.
2. Alimentos y Agua. Para que el animalito no se muera, hay que alimentarlo. La solución más común es hacer otro agujero en el recipiente por el cual se alimentará con un tubo que llega a la boca del gatito, donde una mezcla de alimentos líquidos puede proporcionar tanto necesidades de nutrientes, como de hidratación.
3. Eliminación de residuos. El gatito necesita hacer sus necesidades, y puede llenar rápidamente su botella con su propia orina y sus heces, lo que provoca enfermedades y la muerte, por no mencionar la inevitable apariencia y olor desagradables. La mejor solución es sellar el ano del animal con Super Glue antes de la inserción, no sin antes haberle colocado un tubo de desagüe que desemboque en una bolsita situada fuera de la botella.


Con estos consejos puede obtenerse un gatito o poeta bonsai, que hará las delicias de los amantes del arte y del coleccionismo.


Pd: Aunque hay mucha polémica sobre los Gatos Bonsai, e incluso existe una página donde supuestamente se venden, hay otras voces que afirman que se trata de una broma de mal gusto, aunque digo yo, que si los japoneses ponen vendas en los pies de sus propias hijas para impedir su crecimiento, ¿no pueden hacer esto también?
Página de Oficial de Gatos Bonsai
Página Rompecadenas de Gatos Bomnsai

2 comentarios:

Álex Ruiz Rodríguez dijo...

La dificultad de crear un poeta bonsai radica en que si este posee alguna conexión sináptica entre dos neuronas (en caso de poseer al menos dos neuronas) podría advertir su papel de mero objeto de contemplación y abandonar el contenedor. Aunque todo es pura teoría, habría que recurrir al campo empírico y estudiar las variables sobre la marcha.

Lo de las vendas en los pies es en China y se llama pies de loto.

Un saludo.

david leo dijo...

Entiendo el propósito de la entrada pero ¿por qué cuando hablas de las glorias de la poesía joven ofreces trentaitantos nombres o por ahí, y cuando lo haces sobre poetas-bonsái ni uno solo?

Sería enriquecedor saber quién, a tu juicio, está siendo manipulado por las editoriales o por el Sistema para escribir la poesía que al Sistema le gusta leer.

(Por cierto, la reducción de pies se realizaba en China, y fue prohibida hace ya un siglo.)

Un abrazo
D

Translate