12/24/2009

Crónica de un NOCAUT anunciado, por Antonio G. Villarán

El pasado sábado tuve la suerte de presentar NOCAUT, mi tercer poemario, en Arrebato Libros, Madrid.
Elena Medel, gran poeta y amiga, fué la encargada de hablar del libro. Me entusiasmó mucho la crítica que hizo, y le dije que por favor me la pasase para chulearle a mis amigos. Pero ella la publicó en La Tormenta en un vaso. No tengo palabras para agradecerle a Elena lo que escribió.


Después recité algunos de los poemas de NOCAUT, y se creó un ambiente muy cercano.
A la presentación acudió un público de lo más selecto. Poetas, editores y amigos, llenaron Arrebato. Estaban entre otros mi gran amiga-poeta Gracia Iglesias, que con su luz llenó la calle, mi recientemente desubierta Nuria Ruiz de Viñaspre, otro volcán, mi amigo perfopoético Gonzalo Escarpa, que escuchaba atento desde la esquina izquierda, nuestra futura autora Sofía Rhei, dos poetas jóvenes que visitarán próximamente Las Noches del Cangrejo, Lawrence Schimel, Iñaki Echarte y Marina Sanmartín, el siempre Discreto Juan, la ex-componente de CREA Marian López, el poeta Oscar Martín Centeno, etc.





Al acabar la presentación salimos a celebrarlo, y fué allí donde realmente nos conocimos todos, hablamos de nuestros proyectos y nos inventamos cosas nuevas.



Pero fué con mi amigo Rubén García, magnífico dibujante y fotógrafo, compañero de facultad, con el que conocí Madríd La Nuit. Me llevó a baretos como el Toni2, donde el piano barra sonaba a grillos, y las canciones de Nino Bravo entonadas por principiantes medio borrachos, sonaban a gloria. También visité el Susan. Buena Música. El Cock, donde un artista me hizo un retrato y nos invitó a una copa. Era como Carmen Lomana, pero en chico, y de 34 años. Y finalmente no recuerdo donde más me llevó. El caso es que acabé a las 7 o las 8 de la mañana, completamente NOCAUT y con ganas de seguir la marcha.


Fotografías de Rubén García.
Crónicas NOCAUT:

3 comentarios:

tournesols dijo...

Qué genial todo!

Un beso frrrrrío*

Domadora de Elefantes dijo...

El Cangrejo dejó la huella de sus pinzas en Madrid y ya hay quien se pregunta cuándo volverá.

A ti, Tournesols, te estamos esperando hoy mismo.

siempreconhistorias dijo...

Qué envidia cochina. ME haré fantasmita para correrme esas juergas culturales por Madriz.
Beso y felicidades y

Translate