5/10/2009

El Niño Jesús, un caprichoso asesino.




XLVII. Una muerte repentina.
En otra ocasión era ya de noche y volvía Jesús a casa en compañía de José. De pronto se presentó un muchacho que venía corriendo en dirección contraria y dio a Jesús un golpe tan fuerte que le hizo caer. Entonces le dijo el Señor: "Así como me has tirado, de la misma manera caerás tú para no levantarte más". Y al instante se desplomó el muchacho y expiró. Evangelio Árabe de la infancia (Evangelio Apócrifo).

La verdad es que me lo he pasado en grande leyendo estos Evangelios Apócrifos (Prohibidos) donde se habla, entre otras revelaciones, de la infancia de Jesús. El caso es que muchos de ellos coinciden en las mismas historias; El Niño Jesús que hace pajaritos de barro y luego les ordena que vuelen, y vuelan, el Niño Jesús que mata sólo con la palabra a un maestro cuando éste intenta darle con una vara porque no respondía a sus preguntas, el Niño Jesús que daja ciegos a un montón de padres que fueron a increpar a José por culpa de las propias fechorías del crio... Todo un espectáculo caprichoso de muertes gratuítas y otros milagros increíbles.


III 1. Se encontraba allí presente el hijo de Anás, el ecriba, y vino a dar salida a las aguas embalsadas por Jesús. 2. Al verlo éste se indignó y le dijo: "Malvado, impío e insensato! ¿Te estorban las balsas y el agua? Pues ahora vas a quedar tú seco como un árbol seco, sin que puedas llevar hojas ni raíz ni fruto". 3. Inmediatamente se quedó el muchacho completamente seco. Y los padres tomaron al desgraciado, llorando su tierna edad, y lo llevaron ante José, increpándolo por tener un hijo que hacía tales cosas. Evangelio de Tomás. Narraciones sobre la infancia del Señor, por Tomás, filósofo israelita. Evangelio Apócrifo, mediados del Siglo II.

Originanalmente la palabra Apócrifo (escondido, secreto), no significaba nada falso o desautorizado. Fué la Iglesia la que consiguió aderir a este término la coletilla de escritos no válidos o no reconocidos. Pero estos libros fueron creados a la vez que los que conforman la Biblia que todos conocemos. Pero claro, hay tantas contradicciones entre ellos que los a guardianes de la fe no les interesan.

Pues son tan divertidos como ridículos, como también lo es la Biblia, con todos esos milagros extraños y ese Dios intolerable que castiga a los que no hacen lo que él diga.
Una prueba más de la inexistencia de este Ser Divino que no deja de ser utilizado por algunos para enriquecerse económicamente practicando campañas anti-naturales que incluso juegan con la salud de muchos hombres y mujeres.

Si el Niño Jesús levantara la cabeza...
Ah, no! Que vive eternamente!!!

10 comentarios:

El Creador dijo...

Mi existencia es muy demandada.

Esther dijo...

La cólera divina, que es terrible...

Karkassa dijo...

Un niño hiperactivo?

Por cierto, como va la patita?

Saludos.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Ups! perdón, me he confundido de perfil. El de arriba soy yo.

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Cesc Fortuny,
pues la pata cada vez va a mejor, aunque no puedo moverme aún del piso. Estoy que me subo por las paredes. Y todavía me quedan 2 meses!
Menos mal que estoy dibujando, escribiendo, leyendo y pasandome las horas muertas en internet. Aún así, las tardes son demasiado largas.
Un saludo

Arruillo dijo...

Unos evangelios que deberiamos conocer más, para que al mismo tiempo pudiésemos valorar los textos oficiales que tantas y tantas veces nos han repetido.
Un saludo y ¡A recuperarse!

Bramida dijo...

huuuuy lo que te tiene que gustar a tí el corpu-cristiiiii
:D

Anónimo dijo...

g

Anónimo dijo...

No se que te parece ridiculo de la biblia(si es que la leiste o solo criticas de oido), Tal vez algo tan ridiculo como amar a tu progimo como a ti mismo, poner la otra mejilla, ayudar al necesitado, lo que Cristo nos enseñó.
Los evangelios apocrifos son textos mas recientes que los canónicos y si presentan incongruencias y no poseen demasiado valor o repiten lo mismo que los segundos.

Anónimo dijo...

Sólo decir q la mayoría de los grandes estudiosos sobre Jesús y la Biblia, coinciden en q no hay ninguna razón para dar más valor a los evangelios q acepta la iglesia frente a los apócrifos. O sea, tan creíbles, o poco creíbles, unos como otros. Pero claro, aceptar ciertas cosas de los apócrifos, les cierra el chiringuito a los q llevan viviendo 2000 años de este cuento

Translate