4/28/2009

SI, si y si a las subvenciones para la cultura independiente


Y no paro de escuchar en reuniones de jóvenes intelectualoides independientes y de leer en Facebook y otras redes sociales y blogs eso de:

"Qué pena lo del logo, está subvencionado..."

Pena de qué? Bravo! diría yo.
Prefiero que se gasten el dinero público en que unos jóvenes consigan realizar una obra de teatro con guión inedito, o que se consigan editar libros de poesía de gentes que escriben de verdad poesía, o que se imprima un catálogo de una exposición de pintura antes de que esta pasta se use para poner sillas en la calle para ver pasar procesiones o para instalar una ortera portada de Feria (la de 2008 costó 470.000 euros).

Deberíamos tomar las subvenciones para que no se malgastaran en cosas como esta. Tendríamos que hacernos expertos en rellenar papeles, presentar fotocopias del carnet y realizar todo lo necesario para que las ayudas económicas lleguen al mundo de la cultura.
¿Qué problema hay en esto? Creo que tendríamos que estar orgullosos de conseguirlo. Y si nos ponen un logo ¿Qué? ¿Qué pasa? ¿Ya no somos puros? ¿Acaso la obra de arte pierde su esencia si lleva un dibujito de una entidad en una esquina?

Tendríamos que borrarnos los prejuicios y atrapar todas las ayudas que viésemos volando por el cielo de las instituciones públicas. Al fin y al cabo, tenemos todo el derecho del mundo, no? ¿O preferís que se las lleven (que se las llevan) los "otros"?

Y para dejaros un buen sabor de boca, aqui os pongo este vídeoclip que me produce dos cosas, nostalgia y risa:
Fotonovela, de Iván.



Pd: me encanta la chaqueta y los bailes de Iván.

8 comentarios:

Lluís P.M. dijo...

no sólo estoy de acuerdo, sino que mi trabajo de ahora depende de eso; es eso; precisamente; memorias, proyectos, presupuestos, subvenciones... mil calentones de cabeza y kilómetros por oficinas públicas... ¿para qué? para poder intentarlo, para buscar salida, para que caminen las ideas, para mermar el hambre...
sí; ojalá más gente más cosas.

un abrazo

Ll.

Esther dijo...

Nunca he entendido el ataque brutal que se hace a las subvenciones a la cultura cuando en este país están subvencionadas las empresas (grandes y pequeñas), los sindicatos, las iglesias, las ONGs, los partidos políticos y muchos más

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Como está tu pata?

Cangrejo Pistolero dijo...

Lluís, qué alegría saber de ti! Recibí tu carte y me hizo mucha ilusión. Al final no nos veremos en EDITA, pero espero poder verte pronto, amigo.

Esther, a mi me da mucho coraje que un numeroso sector de la cultura te mire mal por haber conseguido ayudas económicas para realizar una actividad cultural. Pero tampoco he escuchado muchas defensas hacia esto.

Cesc Fortuny, mi pata la tengo en alto. La operación ha sido un éxito, pero ayer me sangró la herida y me llevaron de nuevo a urgencias. Ya está de nuevo todo controlado. Muchas gracias por preocuparte. Un saludo.

Bramida dijo...

uhm...interesante el comentario sobre la chaqueta de Iván
te recomiendo que veas todo lo que hay en youtube de Tino Casal...

http://www.youtube.com/watch?v=w9d-MQex_cM&feature=related

y para disparar la sonrisa no hay nada como observar al teclista de Radio Futura :D o al chico de la camisa amarilla...eeeeso es bailaaar

http://www.youtube.com/watch?v=t0On9tbnKd8


salud y paciencia!

dvaya dijo...

Antonio, ya sabes que en este asunto discrepamos un poco. Verás, yo estoy de acuerdo con las subvenciones: para mí el problema está en quien las da, no en quien las disfruta.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Oléeeeeeeeeeeeeee

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Diego,
y eso? explicate. Me parece interesante pero no le encuentro el sentido.
Un saludo

Translate