2/24/2009

Leopoldo Mª Panero en La Revuelta Sureña. La jugarreta de Félix Caballero.

El sábado pasado cumplimos uno de nuestros sueños poéticos, poder disfrutar de Panero en vivo. El homenaje que montamos en La Revuelta Sureña alrededor de la figura de este gran poeta "muerto en vida", como él mismo apuntaba al iniciar su intervención en la carpa principal.

El recinto estaba abarrotado, y Panero respondió mejor que bién. La última vez que lo vimos fué hace dos años en el Festival Palabra y Música (Spoken Word), en el que únicamente insultó al público y se fué entre bambalinas.
Esta vez fué bien distinto.
Cuando subió al escenario y se sentó, empezó a hablar de sus temas favoritos, la televisión que está tomada por la C.I.A., el Rey (que decía que estaba enamorado de él físicamente), y dijo verdades como puños, "El loco yerra pero no miente", además de algún que otro chiste que relajó el ambiente. Lo que yo percibí desde fuera fué a un hombre que se expresó con total libertad, repitiendo el discurso que lo ha llevado al punto en el que está hoy.
Aún así fué emocionante.

Pasé todo el día del sábado con Panero. Nos divertimos, esa es la verdad. Fuimos a compar calzoncillos y calcetines al Corte Ingés, ya que en la tienda de chinos donde lo intentamos por primera vez sólo los tenían blancos, y Leopoldo dijo que le recordaban a los del manicomio. Estuvimos paseandonos por las terrazas de la Alameda todo el día y recibiendo a amigos que deseaban conocer al genio.

El viernes anterior en la FNAC presentamos el libro "Las Noches del Cangrejo, Antología de poetas en Platea", y apareció Panero para convertirse en el centro de atención. Pidió permiso para subirse al escenario y acabó pidiendo libros suyos para cerrar el recital. Después nos acompañó a la Performance de M.A.E. en la calle Tetuán, de la que también se convirtió en pieza fundamental por decisión propia.

Siempre en buena compañía, Panero se paseó por sevilla durante 4 días. No le fanltó de nada, coca-cola y cigarrillos, comida a la carta, y todos los caprichos que se le ocurrían. Queríamos que estuviese a gusto. Pero el punto discordante lo puso su acompañante Félix Caballero (el señor de la derecha). De sobra sabemos quién es Panero y lo que necesita, por lo cual iba a acompañarlo un enfermero del centro psiquiátrico para que pudiese atenderlo, pero nos dijeron que el poeta Félix Caballero, que llevaba 8 libros editados conjuntamente con Leopoldo, podría hacerse cargo de él durante el Festival.
Lo llamé y lo invité. Me aseguró por teléfono que llevaba muchos años acompañándolo a recitales, que habían realizado actos de más de una hora juntos y que, en fin, eran buenos amigos y se entendían. Me dijo que él lo medicaría si lo invitaba, que él también era poeta, que si podía recitar en el Festival, etc. etc.
Ante estas evidencias no tuve duda y el jueves aterrizó en Sevilla con Leopoldo con Félix.
Desde el primer momento no hizo más que quejarse de todo, incluso nos hechó la culpa del retaso del avión que causó la niebla. Se quejaba del frío, quería ir a todos lados en taxi y, lo que es peor, no paraba de exigir vanalidades y tampoco paraba de pedirnos dinero. Nos dijo que no había traido nada de pasta y que se le había olvidado el cargador del móvil en Las Palmas. Después nos enteramos que nos dejó una roncha en el hotel por las múltiples llamadas que realizó en los días que estuvo en Sevilla.
Pero bueno, no quedó ahí la cosa. Nos dijo que estar unos días con Panero sería para él un infierno, y que él no estaba loco. También nos decía que no le diésemos dinero a Panero, que se lo diésemos a él... en fin, todo un despropósito.

Lo peor ocurrió cuando recibí una llamada el sábado a las 8 de la mañana de Félix Caballero diciéndome que Leopoldo lo había insultado, que era una mala persona, que encendía las luces del cuarto y no lo dejaba dormir y que iba a coger inmediatamente un avión para Las Palmas, dejando a Panero sólo en Sevilla. Leopoldo lo negó todo. Me personé en el hotel a los pocos minutos y fuí a buscar a Leopldo que estaba sólo en el bar de abajo. Le dije a Félix que no se moviera del Hotel, y que me explicase lo de la medicación para darsela. Me dijo que no se la tomaría (cosa que fué completamente incierto) y estuve con el poeta todo el día, hasta el momento de su recital.

Félix Caballero resultó no ser sólo una sanguijuela que se aprovechaba de la genialidad y la locura de Leopoldo, además es un ser cruel e inquietante que, aún hoy, no me explico cómo ha podido editar 8 libros con Panero.
Tuvimos que llamar al Psiquiátrico, ya que no sabíamos qué hacer con la situación. Al final Panero no resultó ser ni violento, ni mostró brotes psicóticos ni nada de nada. Las invenciones del propio Félix nos llevaron hacia lo que él quería; figurar sin estar y dejarnos a cargo de Panero todo el día mientras él descansaba dulcemente en el hotel y gastaba el dinero que nos sustrajo para Panero.
Llegada la hora del reital hizo lo mísmo. Félix apareció en la carpa una hora antes del evento y se fué a descansar al hotel media hora antes de que empezara. Motivo? tenía que recoger ejemplares del libro "Voces en el desierto", publicado por "Azotes Caligráficos", que acababa de ver la luz en esta joven editorial y que trajeron personalmente sus editores.

Antes de invitar a Félix Caballero a La Revuelta Sureña estuve buscando cosas suyas por internet, pero no encontré nada. Espero que mi experiencia le sirva a los que alguna vez quieran invitar a Panero a recitar. Creo sinceramente que para él fué todo un regalo. El simple hecho de salir del Psiquiátrico 4 días, cambiar de aires y recibir atencion absoluta, supongo que es un bien para este peculiar poeta.

Seguiré escribiendo sobre mi encuentro con Panero, ya que estos días han dado patra mucho.

Dejo esta primera crónica expresando mi repulsa hacia los Félix Caballero que rodean contínuamente al genio. Pero la vida es larga y los malos recuerdos no suelen olvidarseme fácilmente, así que me gustaría poder volver a encontrarme con él, para ajustar cuentas, simplemente.

19 comentarios:

Triana dijo...

Antonio, ante todo, gracias por tu visita y sobre todo por tu comentario, leerte ahora me reconcilia de alguna forma, por el sentimiento que las crónicas que he leído y opiniones que me han llegado en directo, con la participación de Panero en el Festival. Todo lo que cuentas respecto a ese tipejo, puede tener algo que ver con la información que se ha difundido en Sevilla estos días.
Te felicito por la organización del festival, que a excepción del sábado por la tarde que me fue imposible ir, he seguido cada día.

Muchas gracias por hacerlo posible, ha sido una estupenda semana.

Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Hola Antonio, ha sido un placer leer este artículo. Vengo desde Trianarts y no me convenció la versión de Triana a la que adoro, ni el triste videa. Ella me recomendó que viniera y lo hago. Conozco algo de locuras ajenas pero cercanas y te felicito por tu posición y exposición. No vivo en Sevilla pero ya tengo otro blog para seguir.Gracias por el trato a Panero y por no ser un Félix más.
Un saludo.
Izaskun

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Triana e Izaskun,
lo que ocurre en torno a Panero sí que es una auténtica locura fanática, pero él, él es otra cosa. Personalmente admiro mucho su obra y estoy convencido de que es uno de los mejores poetas que existen en España. Disfruto cada vez que lo leo y seguiré intentando difundir su obra, aunque sigan los malentendidos. Menos mal que tenemos este espacio de libertad para contarlo todo.
Un abrazo y gracias por vuestro apoyo.
Nos vemos en la próxima.

sergio astorga dijo...

Cangrejo Pistolero, vengo desarmado y de otros mares a decirte que respeto mucho la admiración, por que yo la tengo y la he tenido, a escritores y poetas de culto, no estoy muy convencido de la parafernalia al rededor, pero como estamos en libertad y siguiendo a Triana y a Izaskun ya tengo otro espacio para leer y si me lo permites comentar.
Abrazos desde la montaña.
Sergio Astorga
*Los álamos, New México.

Triana dijo...

Antonio, es que es justamente eso, como te digo, hace muchos años que sigo al poeta, a su obra, su vida personal y su enfermedad, solo de pasada, aunque necesario para entender su poesía, por eso mi indignación, y yo tambien seguiré difundiendo su obra desde mi rinconcito de la red. Voy a enlazar tu blog en el mio que está a tu disposición y si en algún momento te es útil para cualquier evento o publicación, solo chifla.
Gracias a Sergio y a Izaskun por estar siempre a mi lado.

Antonio, te recomiendo que los leas, seguramente, te sorprendas, son muy buenos.
Un abrazo.

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Sergio,
pero qué mágica es la red y qué cosas buenas va a acabar regalándome Panero. Me alegro de concerte, aunque sea virtualmente, también a Triana y a Izaskun. Os seguiré.
Un abrazo triangular para vosotros.

Arruillo dijo...

Felicidades por todo el montaje que habéis conseguido en esta ciudad, que tan falta está de eventos de este tipo. Nunca pensé que la poesía diera para tanto y he quedado gratamente sorprendido, como poeta y vecino de la Alameda.
¡Felicidades a todos y a esperar la próxima!,mientras tanto seguiré atento al blog.
Un saludo

Cangrejo Pistolero dijo...

Muchas gracias Arruillo por tus ánimos. La verdad es que plantar dos carpas en la Alameda y conseguir traer a tantos poetas y editores nos ha llevado todo un año, y aunque hemos quedado agotadíasimos y todavía queda mucho que cerrar, ya estamos pensando en la III Revuelta Sureña.
Ojalá que todo salga bien y podamos hacerla.
Un saludo

VISO dijo...

Buenos días, creo que las críticas que han ido apareciendo sobre la presencia de Panero en el festival nada tienen que ver con Félix Caballero. Independientemente que este tipo sea o no una sanguijuela, el hecho de utilizar a Panero como un mono de feria es responsabilidad de los organizadores. Lo digo con mucho cariño, puesto que me parece que el festival es de p.m. y os deseo que sigáis así durante mucho tiempo. Un abrazo de Vicente.

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Viso,
esto que dices de usar a Panero como un mono de feria es intolerable para mi, tanto como Director del Festival como admirador de Panero y su obra. No sé si estuviste en el acto, pero Panero tuvo toda la atención que requería y creo que lo tratamos como sólo él se merece. Panero se ha dedicado TODA SU VIDA a dar recitales. Se podría decir que vive de eso, y lo que es más, vive gracias a eso.
Afortunadamente me llegan muchos mensajes de gente que nos agradece haber traído al maestro a Sevilla, y algún compañero me dice que notó que nosotros le dábamos el cariño que le ha faltado durante toda su vida.
Eso es lo que necesita Panero, atención, cariño y reconocimiento. Durante todo el tiempo que estuve con él, no paraba de preguntarme por los periodistas, por los medios de comunicación y por los fotógrafos. A él le encanta salir, ser protagonista y expresarse libremente, tal y como lo hizo en la carpa. Otra cosa muy distinta es Félix, o los Félix que se le pegan a la espalda.
En resumen, creo estoy en mi derecho de decir que a Leopoldo María Panero se le ha dado el mejor trato que le podíamos ofrecer, y lo hemos incluido en un Festival de Poesía joven con el mayor respeto que este hombre nos merece.

Anónimo dijo...

La poesía joven (al igual que la poesía sin calificativo alguno) no es teatro, ni rugido, ni ciertas parafernalias histriónicas que siempre terminan por confundir el arte (desmitificado, por supuesto, me refiero al arte como expresión más pura de la condición humana) con la egolatría y lo sectario. La poesía nunca ha necesitado de disfraces, ni de añadidos para darse a valer por sí misma (todo lo que necesita maquillaje es que, evidentemente, carece o vacila). La poesía nunca necesitó de nombres (directores, subdirectores y añadidos), ni de medios, ni de propaganda barata a fin de poder vender lo que, no cabe la menor duda, nadie compraría sin campaña. Y, por último, la poesía no nace de los ombligos…que va… la poesía honesta nace del desinterés absoluto por la notoriedad, la nombradía, la fama y busca, por encima de todas las cosas, no tener que dar explicaciones de nada, absolutamente nada siempre y cuando su expresión sea, solamente eso, la voz del hombre que, desnudo, ha entendido que por encima de todas las cosas hay una necesidad que clama salir aunque nunca sea escuchada…

Alberto dijo...

Muy interesante lo que contáis. Pero por favor, algunas faltas ortográficas sobran. Saludos.

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola Anónimo, no olvides que eso que dices es tu opinión o tu poética sobre el tema que nos ocupa, que es en este caso la poesía. Sinceramente,creo que por muchas cosas que se le añadan al acto poético, la poesía será buena si es buena. No podemos vender humo, nadie puede. Lo que sí creo que es más comprensible es el enriquecimiento que se produce cuando a un poema (por ejemplo) lo acompañamos con una melodía o con una acción que lo haga más atractivo.
¿O me vas a decir que no has visto a poetas leyendo horriblemente sus poemas y se lo han acabado cargando?
Habría que hacer una distinción entre la poesía leída y la poesía recitada. Para recitar poesía (que es lo que hacemos en La Revuelta Sureña) hay que tener en cuenta lo escénico, ya que estás en un escenario, delante de un público que se merece todo nuestro respeto. Obviarlo sería como ponerte a conducir sin carnet.

Anónimo dijo...

He visto tonterias acompañadas de melodia y accion. ¿eso es poesia?

Cangrejo Pistolero dijo...

Las tonterías son tonterías, pero, ¿No has visto buena poesía acompañada de música o acción?

Anónimo dijo...

Pero nunca necesitó música ni acción. Si se la hubieras quitado quedaría poesía.

Cangrejo Pistolero dijo...

Los "nunca" me suenan a involucionismo.
¿Qué problema tienes con la música y la acción?
Si no te gusta no tienes más que no venir. Eso es todo.
¿O quieres que recitemos poesía como a ti te gusta?
Por cierto, yo me llamo Antonio G. Villarán, ¿y tu?
No te vamos a comer...

Anónimo dijo...

No he ido nunca. ¿qué problemas tienes con la poesía?

Cangrejo Pistolero dijo...

Hola de nuevo Anónimo. Te lo vuelvo a preguntar. ¿como te llamas?
Por lo demás, estamos de acuerdo. No te gusta y no vas. Bien.
Pero entonces ¿para qué malgastas tu tiempo en atacar?
AH! Mi problema con la poesía es muy serio. Me gusta demasiado. Incluso organizo recitales, edito libros de poesía y organizo un Festival.

Translate