5/18/2010

Reflexiones sobre poesía y música en los tiempos que corren, o Rock y Poesía ahora.


En la Pérgola de la Feria del Libro de Sevilla 2010 estábamos Carlos Ann, Enrique Cabezón, Eduardo Bonachera (Edi Tachera) y un servidor, participando como moderador. Les hice preguntas sobre la creación de poemas y canciones, preguntas como ¿se disponían de alguna forma o pensaban distinto cuando componían canciones y cuando escribían poemas?. Los tres coincidían en que no tenían prejuicios ni trabas a la hora de la creación, pero que una vez escrito el texto, decidían para qué lo iban a usar. También decía Enrique Cabezón que el poema tiene mucha relación con la música, ya que posee un ritmo interno que no puede ser obviado.

Igualmente coincidían en la liberalización de contenidos en la red, tanto musicales como poéticos, y en la multiplicación de los mismos a través de vídeos en Youtube, descargas en Pdf, Blogs, Facebook, Myspace, etc. Edi Tachera discutía sobre si la SGAE tenía derecho sobre los contenidos de los artistas, y Carlos Ann replicaba diciendo que esta organización tiene tanto cosas buenas, como muchas otras malas y poco transparentes. Respecto a la SGAE de la literatura, CEDRO, nadie se pronunció, ya que su labor es poco conocida y no produce noticias desagradables. Pero la editorial de Enrique Cabezón, 4 de agosto, se mantenía en cierta forma gracias a CEDRO, y esta asociación ayuda a autores y editores reconociendo económicamente su trabajo, gracias a los derechos que generan.

Excepto Carlos Ann, todos tenían otros trabajos que le permitían hacer música y poesía.


Otra peculiaridad de estos músicos/Poetas era el rol que adquirían cuando se subían al ecenario para recitar/cantar sus creaciones; Edi Tachera había creado una nueva formación (Edi Tachera y sus Heterónimos) con la que montaba sus recitales de Spoken Word, eso si, con los mismos componentes que su banda de siempre, los Sentíos.

Muchos han sido los músicos que en los últimos tiempos han sacado libros de poesía, como por ejemplo Joaquin Sabina, el vocalista de MAREA, el difunto Antonio Vega, el músico Nacho Vegas, etc. Algunos han cosechado una muy buena crítica de prensa y público, y han conseguido vender cantidades poco acostumbradas en el mundo de la edición poética. Tanto la puesta en escena como la fama que ya tenían algunos antes de publicar poemario, contribuyen a la difusión de la poesía, la hace llegar a más gente. Comentaba Edi Tachera que en su último Perforecital había entre el público ciertos personajes que nunca se acercarían a un libro de poesía, pero que disfrutaban como nadie al escuchar la poesía interpretada.

Como conclusión tengo que aplaudir este hermanamiento, esta orgía poético/musical que no hace más que enriquecer ambos campos. La poesía y la música liberalizadas, si, pero tenemos que buscar la rentabilidad de alguna forma. Los músicos, y cada vez más los poetas, sobreviven de bolos que les van saliendo, gracias a que se está creando un interesante circuito de recitales a nivel nacional.

La poesía crece, y la música se enriquece. ¿O es que nunca estuvieron separadas?

2 comentarios:

Enea dijo...

La verdad es que cada día se mueve más poesía en la calle, o quizá la misma pero en voz más alta. Esperemos que siga así.Saludos

Cangrejo Pistolero dijo...

Yo también lo veo, y desde nuestra editorial, y también a través de nuestra asociación, realizamos muchas actividades para hacer llegar la poesía a todos los ámbitos. ¿Qué está pasando?

Translate