12/01/2008

La Cúpula de Miquel Barceló. Una obra escultórica.




“La verdad es que, ante el debate artístico, la gente se caga de miedo” Luis Gordillo.

Mentira. Y siento decir esto, ya que admiro la obra de Luis Gordillo y a él mismo como artísta, pero no puedo estar más en desacuerdo con esta afirmación que hizo en unas declaraciones a un periódico refiriéndose a la cúpula de Barceló.

Después de tanto debate económico sobre la obra artística de Miquel Barceló me he dado cuenta que nadie ha hablado de su calidad plástica. Incluso todos han coincidido en llamar “Pintura” a lo que realmente es un relieve policromado. La cúpula de la ONU está compuesta por protuberancias, figuras abstractas de bulto redondo. Esto nos lleva a la reflexión respecto a su denominación. Dependiendo del lugar donde se observe, se verá de una parte de la obra u otra. Barceló hizo eliminar la antigua bóveda de yeso para crear una estructura de aluminio y nido de abeja que soporta hoy más de 20.000 kilos de pintura. A poco que se sepa sobre la técnica del relieve resulta evidente pensar en esta obra como un relieve. La manera de trabajar es la misma que usan los escultores para realizar sus relieves de barro o cualquier otro material. La peculiaridad que tuvo Barceló al utilizar tanta cantidad de pintura (unos 35.000 kilos, aunque parte cayera al suelo), es quizás el motivo que tienen los críticos para llamar a esta obra “Pintura Mural”.


También es de justicia poner en valor la novedad respecto a la técnica y los materiales. En una sociedad donde las bienales de arte apuestan más por lo electrónico y el arte en la red, el artista trabajó con materiales nuevos como el nepóxido para que las estalactitas no se rompiesen, creó simulaciones digitales, utilizó grandes tamponadoras, y usó un un camión con un compresor a modo de manos que realizaban las estalactitas de modo caprichoso, sin poder intervenir totalmente en el resultado final.


Otra peculiaridad de este relieve realizado con materiales pictóricos es su factura plástica final. Desde Jackson Pollok no se había atrevido el artista a no tocar con sus manos la obra, es decir, a no dejar impreso su gesto a través del pincel, espátula o cualquier herramienta que le proporcionase un contacto directo sobre el soporte. Desde los tiempos de las cavernas siempre había un contacto físico entre el gesto del artista al realizar las pinceladas de sus obras pictóricas y el soporte. En este caso, Barceló se inspira en Pollock y decide que sea el azar el que finalmente de los últimos toques a su cúpula. Ha sabido utilizar la gravedad para mover la pintura y darle sentido plástico.


La cúpula, con sus 1.400 metros cuadrados pintados y su técnica innovadora que le ha llevado a construir la maquinaria para realizarla puede asemejarse al modus operandi que siempre ha tenido el artista plástico, desde Ceninno Ceninni hasta nuestros días. Antes los artistas se fabricaban sus propios pinceles, buscaban sus pigmentos, los trituraban para conseguir el color elegido, etc. No hay más que ver los tratados del S.XIV.

Por último hay que poner en valor la reinterpretación de la cueva como lugar de reunión. Me parece muy acertado que Miquel Barceló haya trabajado este concepto y haya podido llegar a este resultado sobre la cúpula que iba a pintar Chagall, aunque muriera antes de hacerlo. Respecto a otros trabajos como los de Goya, (la cúpula de la Regina Martyrum de la basílica del Pilar o Cúpula barroca de la iglesia de San Antonio de la Florida, Madrid, o la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, estamos ante una obra de primer orden, tanto por su originalidad como por su contemporaneidad.

Y eso que no todo lo que hace Barceló me gusta.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me quedo con las estalactitas de la Gruta de las Maravillas

Cangrejo Pistolero dijo...

Bueno, me gustaría que entrasemos en debate artístico de verdad. Dime la razón de tu elección.

Jose Ignacio Prieto dijo...

dios, al fin leo una critica artistica y no economica, gracias, asi da gusto.

MJ dijo...

No soy una experta en Arte y desde luego menos aun en Barceló, pero desde una opinión más que modesta, creo que Barceló es un autor irregular, donde resulta definir el límite entre lo "genial" y el "mal genio", es decir, usar el personaje como factor para imponer su concepción del arte...
En cuanto a la cúpula, me gusta el color, pero yo soy una loca de Rothko y los juegos de colores siempre me fascinan, como si no dejara de ser una niña, por mucho que me avergüence, así que entiendo que en este sentido es una opinión algo mediatizada.
En cuanto a la técnica, estoy de acuerdo contigo y ¿sabes lo que te digo? Me encanta cómo lo has contado, deberías estar dando clase a gente para que el arte llegue a todo el mundo.
La verdad es que el arte sin espectador no existe y es una pena que cada vez se desconozca más.
Dios, que rollo más lacrimógeno, necesito un café...

Cangrejo Pistolero dijo...

Jose Ignacio, muchas gracias por tu opinión, siempre he creido necesario agitar el debate artístico.

JM, tambien estoy completamente de acuerdo contigo en que Barceló usa su imagen (o usan su imagen) para intereses de todo tipo que nada tienen que ver con el arte. Y respecto a lo de dar clases, me gusta más charlar, aunque si que lo intenté en la Facultad de Bellas Artes, pero no me quisieron. Gané una plaza con muchos puntos de diferencia (34 respecto a 6 d mi rival) y declararon la plaza desierta. Estuve todo un año de abogados, el Rector me daba la raón, pero la endogamia de Bellas Artes de Sevilla es exagerada.
Y lo último, yo soy tremendamente cafetero, así que te invito cuando quieras.

Anónimo dijo...

Creo que para que el arte sea arte con mayúsculas no debemos conformarnos con la burda imitación de la realidad. Muy pocos artistas han imitado la realidad y han hecho ARRRRRRTE.
¿Entiendes ahora la razón de mi elección? Simple, como todo lo bello :D :D :D

MJ dijo...

Por cierto, coincido contigo en lo de la cúpula de San Antonio de la Florida... Me parece sublime, algo inimitable en su sencillez y su eficacia comunicadora.
En resumen, es un placer verla y disfrutarla. :D

Translate